Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Sacar la mano

Odiaba la lluvia. Odiaba cómo se mojaban las calles. Odiaba caminar por las calles, entre los charcos, sorteando los más profundos, evitando rotundamente los de barro, intentando no salpicarse los pantalones, las zapatillas, la obligación de tener que salir de casa.  Odiaba el sonido de los truenos como manos gigantes aplaudiendo sobre su cabecita. Odiaba los vendavales que le revolvían la cabeza y le daban vuelta el paraguas, que siquiera se resistía y levantaba sus bracitos hacia el cielo de cenizas mojadas. Odiaba las gotitas de agua bailando a su alrededor, mojándole el cabello, que se convertía en soufflé de ricitos salpicados de oro y cristales. Odiaba lo empañado de los vidrios, el olor a húmedo afuera de la casa, los agujeritos en sus medias, lo mojado de sus manos y de todo lo que sus ojitos alcanzaran a ver. Odiaba tener que salir de casa con lluvia. Odiaba tener que despertarse y saber que llovía. Porque le encantaría quedarse en la cama, oyendo las gotitas repiquetear sob…